Nuestra filosofía

Nuestro objetivo es, siguiendo la filosofía del “Primum non nocere” (lo primero es no hacer daño), proveer al paciente de unos resultados lo más cercanos posibles a sus expectativas. El resultado final ha de ser un consenso entre sus anhelos y los verdaderos resultados que podemos conseguir. El paciente ha de disponer de toda la información para poder decidir él mismo si está dispuesto a someterse al procedimiento y el resultado a obtener.